Noticias

Columna del CEJA, edición 2, diciembre de 2013

En la columna periódica de este mes del CEJA (Consejo Europeo de Jóvenes Agricultores), Massey Ferguson se entrevista con Matteo Bartolini, presidente del CEJA, para hablar sobre la reforma de la PAC y lo que implica para los jóvenes agricultores.

MF: ¿Puede describir los aspectos clave que afectan a los jóvenes agricultores como consecuencia del acuerdo para la reforma de la nueva PAC 2014-2020 que se ha alcanzado en junio de 2013?
MB: Establece una sólida política de incorporación para jóvenes agricultores de toda Europa, en cuanto a subsidios por bajos ingresos y a fondos de desarrollo rural. A partir de ahora, todos los Estados miembros tienen la obligación de proporcionar un complemento de pagos directos para jóvenes agricultores en los primeros años de su actividad agrícola que represente hasta un 2% de la dotación nacional.

MF: ¿Qué implica esto en la práctica?
MB: Significa que todos y cada uno de los jóvenes agricultores aptos para poner en marcha una granja en la UE deberán recibir un tratamiento de discriminación positiva en comparación con sus homólogos de más edad. Se trata de una victoria de la equidad porque es obligatorio en los 28 Estados miembros de la UE, pero también porque los jóvenes agricultores necesitan apoyo para mantenerse a flote durante los primeros años de su negocio, cuando es necesario hacer inversiones importantes con un retorno bajo. Es uno de los obstáculos más desafiantes para el acceso de personas jóvenes que intentan incorporarse al sector agrícola.

MF: ¿Existen otros obstáculos importantes para acceder?
MB: Entre otros obstáculos de peso se incluye el acceso a la tierra y al capital, motivo por el que el complemento va acompañado de ayudas para la incorporación y un paquete de medidas disponible para el desarrollo rural de jóvenes agricultores. Existe una ayuda para la incorporación de hasta 70.000 euros por joven agricultor con una tasa de cofinanciación del 80-20 si el Estado miembro así lo decide. También existe un paquete de medidas que incluye apoyo empresarial, acceso a servicios de asesoría agrícola, garantías estatales para préstamos bancarios y mucho más.

MF: ¿Cuál de estas posibilidades destacarías?CEJA logo
MB: Teniendo en cuenta que el acceso al capital y al crédito es tan difícil para un joven que intenta poner en marcha una granja hoy en día, la ayuda para la incorporación y el apoyo a la inversión son especialmente importantes, sobre todo en el caso de inversiones costosas en maquinaria, etc.

MF: La combinación de estas medidas representa la primera vez que la UE ha puesto en marcha una política de incorporación común real en el sector de la agricultura. ¿Cómo pueden los jóvenes agricultores beneficiarse plenamente de ella?
MB: Es importante que los Estados miembros aprovechen al máximo estas medidas para sus jóvenes agricultores. Los Estados miembros deben elegir el método de cálculo adecuado para el complemento a sus jóvenes agricultores que maximice el 2% de su dotación nacional de pago directo. También necesitan utilizar la ayuda para la incorporación y las medidas disponibles para jóvenes agricultores en sus programas de desarrollo rural. Es a esto a lo que el CEJA está dedicando sus esfuerzos en la actualidad.

MF: La PAC ha reformado mucho más que un aspecto relacionado con los jóvenes agricultores y la renovación generacional. ¿Qué otras medidas son clave?
MB: Desde ahora también incluye importantes medidas medioambientales para fomentar que todos los agricultores de la UE contribuyan a la protección del entorno y la biodiversidad. Además hará posible que el sector agrícola de la UE esté más orientado al mercado y sea más competitivo gracias a la anulación de herramientas como las cuotas de azúcar y la reducción de la disponibilidad de ayudas vinculadas (en las que un pago está asociado a un producto concreto).

MF: ¿Alguna otra reflexión?
MB: La regulación final has sido adoptada formalmente hace poco por el Parlamento Europeo en sesión plenaria y ratificada formalmente por el Consejo el 16 de diciembre de 2013. Sin embargo, debido al retraso de la reforma, por ahora no entrará en vigor hasta el 1 de enero de 2015. En este contexto, los Estados miembros continúan elaborando sus programas de desarrollo rural para los próximos siete años y eligiendo sus métodos de cálculo para el complemento. Mientras tanto, se han adoptado regulaciones transitorias para garantizar que los agricultores puedan seguir recibiendo apoyo para el duro trabajo al que se enfrentan.

"los jóvenes agricultores necesitan apoyo para mantenerse a flote durante los primeros años de su negocio"